Viviendo nuestra fe en libertad

Semana 4

Viviendo nuestra fe en libertad

28 octubre 2019 Descarga el estudio

> “Y la manera de tener vida eterna es conocerte a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien tú enviaste a la tierra.Juan 17:3

Objetivo para el mes de octubre

  • Este mes nuestro enfoque será celebrar a Jesús quien venció la muerte y extendió la vida eterna para todos los que creen en Él. > "Él no es Dios de muertos, sino de vivos; en efecto, para él todos ellos viven." Lucas 20.38

Contexto histórico para enriquecer tu célula

Hechos

Las últimas palabras de Jesús se convirtieron en lo que conocemos como “La Gran Comisión”.

> “Y serán mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y los confines de la tierraHechos 1:8

El libro de Hechos, que es el quinto libro canónico del Nuevo Testamento, es la historia de hombres y mujeres que tomaron esta comisión en serio y comenzaron a compartir el evangelio de Cristo hasta los rincones más remotos del mundo conocido. El libro se enfoca en dos personajes principales, no solo para este libro sino para todo el Nuevo Testamento y la iglesia primitiva: Pedro y Pablo.

Autor y fecha: El libro de Hechos es la segunda parte de la obra literaria de Lucas, ambas obras están dirigidas a “Teófilo”. El autor de Hechos fue uno de los más fieles acompañantes de Pablo en su ministerio y hasta su muerte, muy a menudo usa el pronombre “nosotros” que indica que el estaba con Pablo durante sus diferentes jornadas y hasta su último encarcelamiento en Roma (2 Timoteo 4:11). A diferencia del evangelio, donde Lucas no fue un testigo de primera mano, ahora en el libro de Hechos lo vemos en acción como acompañante, misionero, médico, amigo y confidente del apóstol Pablo.

Lucas 1:3-4 declara el propósito por el cual el autor escribió estos libros: para ofrecer “habiendo investigado todo con esmeros desde su origen...para que llegues a tener plena seguridad de lo que te enseñaron”. Lucas fue un investigador diligente que grabo todos los eventos esenciales de la vida de Jesús (evangelio) y ahora de la expansión del evangelio y el nacimiento de la iglesia primitiva para que fueron de beneficio a sus colegas, Teófilo y el lector en general.

La narración del libro de Hechos concluye con Pablo en su arresto domiciliario en Roma después de haber apelado al César (Nerón) c. 62 D.C. En Hechos aún no se habla de la persecución de Nerón (c.64 D.C.), la muerte de Pablo (c. 68 D.C.), o la destrucción de Jerusalén (70 D.C.), así que generalmente se concuerda que la escritura de Hechos fue alrededor de del 63-64 D.C.

Estructura: En este libro vemos que cada sección del libro (cap. 1-7; 8-12; 13-28) se enfoca en una audiencia en particular, un personaje principal y un fase esencial de la expansión del mensaje del evangelio. “Cristo Resucitado” es el tema central de los sermones y defensas en Hechos. La escrituras del Antiguo Testamento, la resurrección, el testimonio apostólico, la convicción del Espíritu Santo, todo esto da testimonio de que Jesús es tanto Señor y Cristo (2:22-36; 10:34-43) y el único camino a la verdadera salvación.

El crecimiento de la iglesia es enfatizado por medio del empoderamiento del Espíritu Santo y el poder de la resurrección. Siendo este el enfoque de Lucas se podría decir que este libro realmente es “Los hechos del Espíritu de Cristo trabajando por medio de los Apóstoles”.

Iglesia Primitiva: La iglesia a medida que crecía y se multiplicaba, también tuvo que enfrentarse con la oposición. La iglesia en Jerusalén vivían en comunidad “se mantenían firmes en la enseñanza de los apóstoles, en la comunión, en el partimiento del pan y en la oración”. También eran caracterizados por los milagros y señales que realizaban.

Tenían todo en común: vendían sus propiedades y posesiones, compartían sus bienes entre sí según la necesidad de cada uno, no dejaban de reunirse en el templo, compartían con generosidad y alegría, alababan a Dios y disfrutaban de la “estimación general” del pueblo y cada día se iban sumando más y más creyentes.

Todos esto era “utópico”, no existía realmente “tanta” amenaza en contra de ellos, estaban fortalecidos por el Espíritu, predicaban con valentía y veían muchas salvaciones. Pedro incluso es más osado que en los evangelios, predica sin barreras e inclusive dice la palabra que su sombra sanaba enfermos. Hasta este punto, la iglesia gozaba de gran unidad, prosperidad y poder. Sus líderes eran hombres que habían caminado con Jesús, quienes heredaron el ministerio y ahora continuaban extendiendo las buenas nuevas de Jesús. Principalmente la iglesia del primer siglo tuvo dos líderes, Pedro y Pablo que avanzaron este importante ministerio y el libro de Hechos se enfoca más en sus ministerios.

Idea Principal, Motivo de Escritura y Versículo Clave

  • IP: El evangelio se expande gracias al poder del Espíritu Santo a pesar de la persecución.
  • ME: Enseñarle a Teófilo como es que creció y se expandió el evangelio. Escrito también como defensa para el apóstol Pablo. Demostrar que el cristianismo no era un movimiento violento ni una amenaza para Roma.
  • Hechos 1:8:Y serán mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y los confines de la tierra

Objetivos claros para mi célula

Queremos que cada líder tenga muy claro el objetivo cada célula, teniendo en mente la meta como Iglesia este año de ser +Fuertes, en nuestro amor por Dios, familia y los demás.

A través de las siguientes preguntas te será más fácil preparar tu célula y dirigir tu ministración al final:

  1. ¿Qué quiero que sepan? Todos aquellos que deciden seguir y vivir por Cristo son herederos de su reino y junto con eso herederos de la vida eterna. Sabiendo que pasaremos la eternidad con el Dios a quien amamos y seguimos vivimos también en esta tierra y en esta vida de manera que aun sin verlo, lo conocemos y los damos a conocer.

  2. ¿Qué quiero que crean? Así como los discípulos de Cristo no se apartaron de Él ni de sus enseñanzas cuando Cristo ya no estaba en la tierra sino que dieron sus vidas para conocerlo y que el mundo lo conociera sin importar la circunstancias, de la misma manera podemos nosotros contagiarnos de esa gran fe, aprender de la sana doctrina que Jesús y sus discípulos enseñaron y dar a conocer al Dios de vida a quienes nos rodean y más.

  3. ¿Qué quiero que hagan? Comenzar a dejar los pretextos, los miedos, la vergüenza o cualquier cosa que nos impide vivir nuestra fe de manera libre y de manifestar el amor y la presencia de Dios en nuestras vidas. La vida eterna no se compara al corto tiempo que tenemos en esta tierra así que usemos este momento que tenemos para buscar a Dios de corazón y vivir para agradarle, lo demás es pasajero.

Experiencia

Siguiendo el método de enseñanza de Dios te recomendamos comenzar tu célula con alguna experiencia, historia, anécdota o actividad que refuerce el tema.

Ejemplos:

Desarrollo

1. Un nuevo comienzo

Un gran y claro ejemplo de la nueva vida en Cristo, es el discípulo Pedro. Cuando leemos acerca de él en los evangelios vemos que era un hombre arrebatado por sus sentimientos y por lo que parecía correcto en el momento, tenía una gran pasión y celo por seguir a Cristo pero carecía de entendimiento y carácter. El momento donde más importaba que permaneciera al lado de Jesús es el momento donde tres veces negó el conocerlo. Aun después de la resurrección, volvió al Él con gran dolor y arrepentimiento y no se separó de Él desde ese momento.

Pareciera que lo único que podemos decir de Pedro son cosas negativas, pero en realidad son las cosas que lo hace más humano y donde muchos de nosotros podemos identificarnos con su naturaleza. A pesar de esto, Jesús nunca lo abandonó, no lo descalifico y al contrario, en el libro de Hechos vemos que se vuelve un gran pilar de la fe para la iglesia primitiva y gracias a su naturaleza renovada, valentía, y pasión el evangelio se extendió de gran manera.

Así como Pedro (y los demás apóstoles) nosotros hoy en día vivimos el mismo cambió radical. Algunos más rápido que otros, algunos otros nos toma más tiempo y sin embargo Jesús no deja de estar con nosotros, renovando nuestras mentes, forjando nuestro carácter de tal manera que llegará un punto donde así como Pedro, somos renovados de tal manera que lo único que tenemos para dar es lo que Cristo nos ha dado en abundancia y vivirlo con toda libertad.

Esto no quiere decir que sea fácil, es un proceso y mientras nos mantengamos fieles a permanecer, Él siempre es fiel para terminar en nosotros la obra que ha comenzado.

> “Y después de que ustedes hayan sufrido un poco de tiempo, Dios mismo, el Dios de toda gracia que los llamó a su gloria eterna en Cristo, los restaurará y los hará fuertes, firmes y estables.” 1 Pedro 5:10

>“Pero precisamente por eso Dios fue misericordioso conmigo, a fin de que en mí, el peor de los pecadores, pudiera Cristo Jesús mostrar su infinita bondad. Así vengo a ser ejemplo para los que, creyendo en él, recibirán la vida eterna.1 Timoteo 1:16

> “Examíname, oh Dios, y sondea mi corazón; ponme a prueba y sondea mis pensamientos. Fíjate si voy por mal camino, y guíame por el camino eternoSalmos 139:23-24

> "El que siembra para agradar a su naturaleza pecaminosa, de esa misma naturaleza cosechará destrucción; el que siembra para agradar al Espíritu, del Espíritu cosechará vida eterna.Gálatas 6:8

2. Vivir sin temor

> “Pelea la buena batalla de la fe; haz tuya la vida eterna, a la que fuiste llamado y por la cual hiciste aquella admirable declaración de fe delante de muchos testigos.1 Timoteo 6:12

Cuando llegamos al libro de Hechos, que toma lugar a partir de que Jesús asciende al cielo, y sus discípulos se reúnen a orar y el Espíritu Santo desciende con poder y marca un hecho histórico donde la iglesia comienza a tomar fuerza, los creyentes van en aumento y el evangelio empieza a correr no solo en jerusalén sino rápidamente se extiende por el imperio Romano a tal grado que aún hoy en día seguimos en esta era donde el Espíritu Santo nos guía, nos renueva y continúa haciendo su obra en nuestras vidas.

Después del el Pentecostés donde el Espíritu fue derramado vemos un hecho por parte del apóstol Pedro que no habíamos visto antes. Pedro es el primero en hacer una declaración PÚBLICA de su fe, comienza a hablar de la divinidad de Jesús, a los Judíos los confronta con la verdad del Mesías y a los gentiles los invita por igual al arrepentimiento y a la vida eterna.

Parece que hubiera sido muy sencillo para él pero si recordamos quien él solía a ser, un cobarde que negó a Cristo y ahora está poniendo su vida en peligro por proclamar que Cristo es y lo que ha hecho en su vida. Vemos que él no lo pudo hacer solo, esa valentía y fe solo venían de una verdadera conversión, de un mover del Espíritu y de decidir vivir su fe sin miedos y sin barreras.

Este fue el comienzo de un gran ministerio. La vida de Pedro a partir de este momento ocasionó que miles se convirtieran, y no fue por sus capacidades especiales, por su entrenamiento o por su carisma, él no tenía más que una sola ambición: ser testigo de Cristo a donde fuera y sin importar el precio.

¿Qué pasaría en este tiempo en el que vivimos si nuestra ambición fuera la misma de Pedro? ¿Podría ahora si ver un real avivamiento guiado por el Espíritu sin afán de competir ni tener alguna otra motivación que no fuera solamente dar la gloria, honor y poder al único que es digno?

> “El mundo se acaba con sus malos deseos, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.1 Juan 2:17

> “Pues los sufrimientos ligeros y efímeros que ahora padecemos producen una gloria eterna que vale muchísimo más que todo sufrimiento.2 Corintios 4:17

> “Entren por la puerta estrecha. Porque es ancha la puerta y espacioso el camino que conduce a la destrucción, y muchos entran por ella. Pero estrecha es la puerta y angosto el camino que conduce a la vida, y son pocos los que la encuentran.Mateo 7:13-14

3. Manifestando el reino

Un día Pedro y Juan pasaban por el Templo y junto a la puerta había un hombre lisiado de nacimiento quien pedía limosna a quienes pasaban. Al ver a Pedro y Juan de igual manera les pidió limosna, a lo que Pedro respondió:

> "Pedro, con Juan, mirándolo fijamente, le dijo: —¡Míranos! El hombre fijó en ellos la mirada, esperando recibir algo. —No tengo plata ni oro —declaró Pedro—, pero lo que tengo te doy. En el nombre de Jesucristo de Nazaret, ¡levántate y anda! Y tomándolo por la mano derecha, lo levantó. Al instante los pies y los tobillos del hombre cobraron fuerza. De un salto se puso en pie y comenzó a caminar. Luego entró con ellos en el templo con sus propios pies, saltando y alabando a Dios.Hechos 3:1-8

Esta respuesta de Pedro es una declaración de la manifestación del Reino y de la vida eterna que en ÉL vivía. Pedro y los apóstoles sabían que hay un mundo, un reino, un Dios que va más allá de lo que nosotros podemos comprar con dinero, ganar con experiencia, y encontrar con todo el conocimiento del mundo. A donde ellos iban, el Reino de Dios era manifestado. Ellos sabían que su verdadero valor y el verdadero poder venía de su convivencia y permanencia en Cristo.

Cuando nosotros somos renovados, dejamos a un lado el temor y las barreras y vivimos nuestra Fe con la libertad que Cristo ha comprado con su sangre, vemos su poder y verdad manifestadas. No solo para nosotros mismos sino para el mundo que aún no lo conoce. EL mundo sobrenatural no es el fin, la verdadera meta es que lo conozcamos a Él. En eso consta la vida eterna, en conocerlo a É.

> “Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.Juan 17:3

> “Yo les doy vida eterna, y nunca perecerán, ni nadie podrá arrebatármelas de la mano. Mi Padre, que me las ha dado, es más grande que todos; y de la mano del Padre nadie las puede arrebatar. El Padre y yo somos unoJuan 10:28-30

> “Así que no nos fijamos en lo visible sino en lo invisible, ya que lo que se ve es pasajero, mientras que lo que no se ve es eterno.2 Corintios 4:18

> “Pero el que beba del agua que yo le daré, no volverá a tener sed jamás, sino que dentro de él esa agua se convertirá en un manantial del que brotará vida eterna.Juan 4:14

Aplicación

  1. ¿Como estoy viviendo mi Fe a diario?
  2. ¿Cuales son las barreras internas y externas que me impiden vivir con libertad?
  3. ¿Como he podido ver el reino manifestado en mi vida?
  4. ¿Cuál ha sido el llamado/corrección/aliento que el Espíritu ha hablado a mi vida últimamente y que es lo que yo debo de hacer para verlo hecho?

Ministración

  • Dar gracias a Dios por la vida que nos ha dado a través de su muerte y que ahora podemos ser partícipes con él en su resurrección. den gracias por toda circunstancia de vida sea momentos difíciles o buenos donde podemos ver la mano de Jesús y podemos ver su reino de vida estableciéndose en nosotros cada día.