Dios de pactos

Semana 1

Dios de pactos

08 abril 2019 Descarga el estudio

> “Pero el amor del Señor es eterno y siempre está con los que le temen; su justicia está con los hijos de sus hijos, con los que cumplen su pacto y se acuerdan de sus preceptos para ponerlos por obra.” Salmos 103:17-18‬‬

Algo en que pensar

Cuando leemos la Palabra y vemos que Dios ha preservado la historia de Él mismo con la humanidad que Él creó, podemos ver que Dios abre el canal de la relación entre Él y nosotros. Cuando Adán y Eva vivían en el Edén, vivían en una relación ininterrumpida y extraordinaria, sin embargo después de que por su desobediencia al mandato de Dios entra el pecado (separación) entre Dios y el hombre, entonces el resto de la humanidad debe de buscar reconciliación con Él. Este es un camino que Dios hizo posible a través del sacrificio de Jesús. Debemos pensar (sobre todo en el Antiguo Testamento) que a pesar de que Israel era el pueblo de Dios todavía no gozaban de la gracia de la cruz. A través de la Palabra hay un tema que se extiende a lo largo, desde principio a fin y de diferentes maneras pero con un mismo propósito: preservar la relación entre Dios y la humanidad. Este tema es Pactos y tiene que ver con una “asociación” entre Dios y nosotros para alcanzar una meta en común.

En su diseño original, Dios estableció al hombre como su “socio” en Su propia creación para continuar cuidando todo lo “bueno” que Dios había creado. Dentro de esto el ser humano debía de ser el reflejo de amor, paz, justicia, familia etcétera llenos del potencial que Dios había puesto en nosotros. Sin embargo la rebelión del ser humano, quebrantó este diseño y dio como fruto un mundo donde vemos más y más la corrupción, injusticias, tragedia y muerte, no es solo Adán y Eva quienes fallaron sino todos los seres humanos que dejamos esta relación con Dios y que nos vemos afectados por la corrupción humana. Ahora Dios selecciona un grupo pequeño (Israel) con quienes entra en un pacto donde Él da promesa a cambio de un compromiso genuino donde se mantiene una relación de amor y obediencia estrecha con Dios y así renovar el diseño original de relación que Dios tiene para la humanidad.

Desarrollo

1. Pactos dentro de la Palabra

Dios revela su corazón y su continuo interés en establecer una relación funcional entre Dios y el hombre. Él sabe perfectamente que la humanidad cuando se deja a su propio deseo y sabiduría no elegirán la vida y la bendición, así que Dios se revela a ellos a través de la historia y les hace conocer su voluntad y da la oportunidad al ser humano de responder de manera firme y continua a la guianza de Dios para volver a Él y ser nuevamente quienes den fruto de paz, amor, justicia, y tomen el lugar que Dios les dio en la creación del mundo.

En el Antiguo Testamento Dios establece este Pacto de diferentes manera en diferentes épocas, sin embargo su objetivo es el mismo: regresar y enseñar al ser humano a confiar y depender de Él para volver al máximo potencial que Dios los había creado en una relación ininterrumpida con Él, no sólo para Israel sino para todas las naciones en todo tiempo y lugar, por medio de la fe.

4 Pactos importantes en el Antiguo Testamento

  1. Noé: Dios trae juicio (diluvio) a la tierra a causa de la creciente maldad y muerte que ha llenado la tierra. Sin embargo Dios guarda un remanente que lo sirven y conocen y a través de ellos preserva la humanidad para que lo conozcan a Él. Dios establece el Arcoíris como señal visible del pacto que hace con Noé de no volver a destruirlos de la misma manera a pesar de que Él sabe que el ser humano está corrompido por su propia maldad. Lo que hace interesante a este pacto es que Noé no tiene que hacer nada, es una promesa que Dios hace consigo mismo pero incluye al hombre como testigo de su carácter misericordioso.

  2. Abraham: Dios hace un pacto con este hombre quien decidió confiar en Él a pesar de sus propios obstáculos. Dios prometió bendecirlo y darle una gran descendencia a pesar de que él y su esposa no podían tener hijos. Dios cumple su promesa y a cambio Dios requiere de Abraham que confíe en Él y enseñe a sus generaciones quién es el Dios verdadero. Dios hace este pacto extensivo y perpetuo, no solo con un hijo, un pueblo, sino con todas las familias de la tierra.

>> “Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.Génesis 12:2-3

  1. Moisés-Israel: después de que la familia de Abraham crece y se multiplica se convierten un un pueblo, “Israel” que habitaban y crecieron en la tierra de Egipto. Sin embargo allí fueron esclavos ya que el Faraón temía una rebelión de su parte por lo cual fueron oprimidos durante siglos. Dios tiene misericordia de ellos, los libera pero con un propósito y es el continuar con el pacto que había hecho a Abraham. Este pacto no es con una sola persona sino con la nación entera. Dios provee una serie de leyes y estatutos que ellos deben de entender y obedecer que son una guía para vivir de manera correcta alineada al carácter un voluntad de Dios para que ellos fueran una nación “Santa” (diferente) al resto de las naciones que los rodeaban que estaban llenos de maldad y corrupción. Esto no significa que serían “superiores” a los demás sino que tenían la grande responsabilidad de demostrar y reflejar el carácter Santo de Dios para que las otras naciones lo conocieran a él también y vivir de manera agradable a Dios tanto en lo ético-moral, civil, físico y espiritual.

>> “Habla a toda la congregación de los hijos de Israel y diles: "Seréis santos porque yo, el SEÑOR vuestro Dios, soy santo".” Levítico 19:2

  1. Rey David: Israel ha crecido y que ha convertido en una nación que es gobernada por reyes y ya se han establecido en la tierra que Dios les había prometido desde el pacto con Abraham. Ahora este pacto está dirigido a la familia de el Rey David y su descendencia que gobernarían sobre Judá. En esta asociación Dios promete darles el trono de Israel pero más allá dice que establecerá un reino eterno que más adelante podemos ver que es cumplido por el rey cuyo trono y reino jamás perecerá y es Jesucristo el rey Supremo. Dios pide de los líderes quienes guían e instruyen al pueblo de Dios que sean ejemplo y enseñan continuamente al pueblo a seguir y conocer a Dios para continuar siendo el pueblo de conoce y refleja la santidad de Dios así se entendería el reino de Dios de paz y bendición a todas las naciones.

>>“Tu casa y tu reino durarán para siempre delante de mí; tu trono quedará establecido para siempre.2 Samuel 7:16

> "Y ahora, Señor y Dios, reafirma para siempre la promesa que les has hecho a tu siervo y a su dinastía. Cumple tu palabra para que tu nombre sea siempre exaltado, y para que todos digan: “¡El Señor Todopoderoso es Dios de Israel!” Entonces la dinastía de tu siervo David quedará establecida en tu presencia.” 2 Samuel 7:25-26

2. El pacto en el Nuevo Testamento

Después de ver que Dios usó principalmente estos 4 pactos con el pueblo de Israel en el Antiguo Testamento, aun así Israel no es capaz de cumplir y termina desobedeciendo. Sin embargo, desde génesis y sobre todo en los profetas, Dios constantemente habla de cómo restaurar este pacto con la humanidad a pesar de su infidelidad. El nuevo testamento llama a este cumplimiento el “Nuevo Pacto” y es constantemente comparado con el “Antiguo Pacto” y es mostrado como superior a los otros cuatro ya que en este Pacto Jesús es en quien se cumplen todas las promesas de redención eterna. El antiguo pacto era solo una sombra de lo que sería Jesús.

  1. Jesús es de la familia de Abraham y a través de Él todas las familias del mundo serían bendecidas.
  2. Él es el israelita fiel que es capaz de obedecer y permanecer en la perfecta voluntad del Padre siendo totalmente un reflejo y embajador de la santidad de Dios.
  3. Él es el rey del linaje de David que extiende y da a conocer el verdadero reino de Dios que prevalece eternamente y ningún reino terrenal puede derrotar. Este reino establece la paz, justicia, compasión, diseño original etcétera de cómo Dios había creado a la humanidad.

> “Pero el servicio sacerdotal que Jesús ha recibido es superior al de ellos, así como el pacto del cual es mediador es superior al antiguo, puesto que se basa en mejores promesas.” Hebreos 8:6

3. ¿Cuál es mi rol dentro del pacto con Dios?

Así como en los otros pactos vemos que Dios en ocasiones da promesas “condicionales” que quieren decir que dentro de esta asociación Dio hará algo extraordinario pero la otra parte debe de comprometerse a seguir ciertos lineamientos, pues de la misma manera el nuevo pacto tiene una condicional. Jesús murió en la cruz pagado por nuestros pecados y reconciliándonos en la relación con él Padre que se había fracturado desde Adán y Eva. Él lo hizo a pesar de que Dios sabe que nuestro corazón tiende a la infidelidad y a pesar de que no lo merecemos aun así se pagó el precio más alto. Dios lo único que pide de nosotros es creamos lo que Él hizo por nosotros en fe y vivamos vidas que reflejen el precio que fue pagado por nosotros.

Dios abrió el camino entre Él y la humanidad a través de Jesús por eso él, siendo también Dios es el intercesor entre el Dios y el hombre para restaurar lo que se había perdido a causa del pecado. Este pacto va más allá de nuestras capacidades y más allá de lo que merecemos. Solo aquellos que lo siguen a Él son capaces de vivir dentro de este pacto donde nosotros recibimos por gracia la relación con Él padre, recibimos también la compañía y guianza del Espíritu Santo y toda acta que estaba en nuestra contra a causa del pecado es cancelada por el Sacrificio de Jesús. Así podemos vivir una vida plena en esta tierra conociendolo y siendo testigos de cómo establece su reino y siendo partícipes y embajadores de Dios en la tierra.

> “Por eso Cristo es mediador de un nuevo pacto, para que los llamados reciban la herencia eterna prometida, ahora que él ha muerto para liberarlos de los pecados cometidos bajo el primer pacto.” Hebreos 9:15

> “Y haré con ellos un pacto de paz; será un pacto eterno con ellos. Y los estableceré, los multiplicaré y pondré mi santuario en medio de ellos para siempre.” Ezequiel 37:26

Aplicación / Ministración

Debemos estar + fortalecidos en nuestro Pacto eterno con Dios. Durante esta célula es importante recordar y afirmar el precio que fue pagado por nuestra salvación. Junto con tu célula, tengan un tiempo de reflexión y acción de gracias por el pacto que nos ha librado de una eternidad separados de nuestro creador. Recordemos a Jesucristo y su sangre que fue derramada. Durante este tiempo junto con tu célula los invitamos a compartir y participar en la cena del señor.

> “Porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que es derramada por muchos para el perdón de los pecados.Mateo 26:28

> “Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús te ha libertado de la ley del pecado y de la muerte. Pues lo que la ley no pudo hacer, ya que era débil por causa de la carne, Dios {lo hizo}: enviando a su propio Hijo en semejanza de carne de pecado y {como ofrenda} por el pecado, condenó al pecado en la carne, para que el requisito de la ley se cumpliera en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.” Romanos 8:2-4