noviembre-2019

Noviembre 2019 - Día 1

Romanos 7-8 Salmo 61

"Por tanto, hermanos, tenemos una obligación, pero no es la de vivir conforme a la naturaleza pecaminosa. Porque, si ustedes viven conforme a ella, morirán; pero, si por medio del Espíritu dan muerte a los malos hábitos del cuerpo, vivirán. Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios. Y ustedes no recibieron un espíritu que de nuevo los esclavice al miedo, sino el Espíritu que los adopta como hijos y les permite clamar: « ¡ Abba! ¡Padre!» El Espíritu mismo le asegura a nuestro espíritu que somos hijos de Dios. Y, si somos hijos, somos herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, pues, si ahora sufrimos con él, también tendremos parte con él en su gloria.” Romanos 8:12-17 NVI

TEMA DEL MES: PREPARANDO EL CAMINO

Pablo en este versículo nos recuerda que es necesario por medio del Espíritu dar muerte a los malos hábitos del cuerpo para así poder vivir. Quizá cuando comenzó el año te propusiste comenzar con nuevos hábitos y disciplinas que fue difícil mantener o darles continuidad. Mientras vemos acercarse el fin de este año no es demasiado tarde para retomar las mas importantes, las que te fortalecen a ti y a tu familia, la mas importante es tu tiempo de conexión con Dios y de alimentarte de su palabra, y después el comer sanamente y hacer ejercicio. Nuestra meta a largo plazo es poder dar muerte a TODOS los malos hábitos, que solo es posible con la ayuda del Espíritu Santo.

Este mes prepara tu corazón regresando al primer amor, al amor de hijo amado. No recibimos un espíritu que nos esclaviza al temor, no recibimos un espíritu que nos condena, recibimos al Espíritu Santo que nos liberta para vivir en amor y en confianza para clamar : Abba, Padre! Que en hebreo es como decir: Papi!, era un término común que los niños pequeños podían utilizar para llamar a sus padres. Esta palabra nos da idea de la relación tan intima y estrecha que Dios quiere con nosotros.

Pablo termina este versículo recordándonos de la gloria eterna, somos herederos y coherederos con Cristo, esto significa que participaremos tanto de sus sufrimientos como de su victoria y gloria. El seguir a Cristo para Pablo significo sufrimiento y persecución en casi todos los lugares que iba, pero ya lo había preparado Jesucristo para esto, y lo consideraba un privilegio porque sabía lo que le esperaba. A veces nosotros tenemos mucho temor del rechazo que podamos sufrir de compartir nuestra fe, sin duda vamos a ser rechazados o abandonados, pero si tenemos en mente que nuestro Padre no nos abandona, y la gloria eterna a la que fuimos llamados, esta motivación será mas fuerte que todo temor, puesto que ya no somos sus esclavos.

Oración:

> Padre gracias por que todo este año me has venido recordando quien soy yo para ti,y quien eres Tú. Quiero este mes retomar lo mas importante, mi conexión contigo y volver a ese primer amor a ti y a compartir tu palabra. Espíritu Santo ayúdame a darle muerte a todos los malos hábitos que tengo en mi vida, y enséñame a caminar en las obras que tu ya preparaste de antemano para mí. Dame la valentía para soportar burlas o rechazo por compartir tu palabra, que mi gozo sea predicar tu evangelio y llevar la esperanza de vida eterna y gloria a los que están a mi alrededor. Te entrego nuevamente mi vida. Amén.

PREGUNTAS DE AYUDA:

Te recomendamos durante tu tiempo devocional tener un diálogo con el Espíritu Santo mientras lees. Hazle preguntas y después también hazte preguntas acerca de lo que leíste. Termina escribiendo una oración, y al final del año te sorprenderás con todo lo que el Espíritu Santo te irá revelando y las oraciones que ha contestado.

  • ¿Qué descubrí hoy acerca del carácter y naturaleza de Dios?
  • ¿Qué hábito necesito cambiar en mi vida?
  • ¿Cómo puedo ser mas fuerte hoy en mi amor por Dios, por mi familia y por los demás?
  • ¿Qué acciones puedo tomar para demostrarles mi amor?